Feeds:
Entradas
Comentarios

Ha causado cierto revuelo mediático que Carlos Fernández Guerra haya dejado @policia para incorporarse a @iberdrola. Y digo lo de mediático porque Cuatro tuvo a Carlos en plató en el informativo de noche, donde explicó su nuevo rumbo social media y sobre todo, apuntó detalles de su extrabajo para Policia Nacional.

No es nada fácil conseguir lo que ha conseguido en @policia. Puedo imaginarme esas reuniones gélidas con señores uniformados reclamando un lenguaje acorde a la institución que representan. Estoy convencido de que ha estado a punto de la patada unas cuantas veces.

Pues a pesar de los mil inconvenientes y en base a sus lomos, Carlos consiguió poner la cuenta por encima del millón de seguidores y camino de los dos millones.

Su entrada en Iberdrola parece que va acompañada de libertad de acción y de elección. Y eso es lo que me tenía intrigado: cuál iba a ser el camino por el que iba a optar.

Llevar una cuenta es la punta visible de un trabajo de reflexión, definición y ejecución, y @policia ha sido reconocido por la ejecución. Tengo serias dudas si realmente sólo ha habido ejecución, por ello mi intriga estaba ahora en cómo iban a ser los próximos pasos social media de Iberdrola.

Y en estas mundanas reflexiones estaba cuando descubro un zas-en-toda-la-boca de @iberdrola a los amigos de Jot Down Magazine.

Al leerlo he sentido una música familiar a @policia, aunque los músicos son otros.

Es un tuit aislado que huele a calentón, que no se repite con otras publicaciones. Si lees el resto del timeline se aprecia un buenrollismo con enfoque en la labor social del grupo.

Al menos de momento parece que van a concentrarse también en la  ejecución, en el barniz de su estrategia.

No lo van a tener fácil. Su segunda cuenta de Twitter: @tuiberdrola, es objeto de decenas de criticas diarias por los usuarios y ahí, el colegueo no tiene pinta de ser bien recibido.

Toda la suerte del mundo.

Anuncios

AuronPlay

No soy precisamente de los que me escandalizo por las cosas que pasan a mi alrededor. De hecho, soy un poco acelga y me cuesta tener rápido una opinión ante lo que veo.

Pero hoy, de manera inusual, he llegado a una conclusión rápida, y es con relación a los youtubers: no me caen bien.

Paso de todo el tema de “Gran Hermano VIP” y de Los Chunguitos, y de si debe verse o no un programa así, simplemente paso. Me gusta la tele, y se que todo el mundo dice que haría mejores programas de los que ve. ¿Quieres verlo? Lo ves ¿No quieres verlo? Pues no lo veas.

Pero en mitad de todo el debate sobre “GH VIP” aparece un nuevo mesías en el centro de la polémica. Un chaval con 22 años más o menos y con un arma en sus manos, un arma llamada “1 millón de seguidores en mi canal de Youtube”.

AuronPlay nombre del mesías, cuelga un video en su canal contra “GH VIP”, vídeo en el que se vacía intelectualmente y que da cagalera 2.0, si consigues verlo durante sus 8 minutos de duración.

El ínclito expone frases como esta: “Ylenia, que seguro que en lugar de 12 uvas se comió 12 pollas con venas así de gordas”.

Cuando escucho esto, pienso en mis hijos adolescentes. Y pienso en todo lo que decimos del vídeo bajo demanda, y que la “televisión ha muerto como la conocemos”, y de que vamos hacia nuevas formas de comunicar. Y pienso que los youtubers son líderes de opinión y que algunos tienen 5 millones de adolescentes que les siguen, y que tal vez son los modelos que imitan nuestros hijos, y lo flipo y me entra más cagalera 2.0.

Los planteamientos de AuronPlay no son exclusivos. Daros una vuelta por los canales de Youtube y veréis la repetición de patrones: prepotencia, insultos, lenguaje básico, ridiculizar lo ajeno, humor burdo e imitación.

¿Y Youtube? ¿Qué dice Youtube de todo esto? ¿Nadie se mete con Youtube como lo hacen con Telecinco por emitir contenidos “inapropiados”?

¡Ah! que no tiene nada que ver, que ellos sólo distribuyen el contenido, que son un reducto de libertad.

Esto tiene mala pinta amigos. Vamos hacia ninguna parte.

Vuelvo de mi silencio para hablaros de una app que me ha ganado el corazón:  Word Diary. No hace ningún calculo, no presta ningún servicio, no otorga insignias, ni niveles, ni nada a lo que estamos tan acostumbrados.

Word Diary es simplemente un diario, un diario especial en el que sólo podemos escribir una palabra por día. Su sencillez se redondea con la posibilidad de elegir el color de fondo para la palabra de cada día. De esta forma, palabra y color de fondo cierran el círculo de nuestros pensamientos. Sin adornos.

Un concepto hermoso. Gracias Frodrig


paz

El selfie publicado tras ganar Paz Herrera el rosco de “Pasapalabra” consigue, cuatro horas después, 144.915 retuits.

¿Ha influido Twitter en el resultado de Pasapalabra? ¿Ha mejorado la imagen del programa? ¿Ha incrementado los espectadores? ¿Se ve con otros ojos Telecinco desde la publicación del tuit? ¿Han ganado nuevos anunciantes para el programa? ¿Puede considerarse una apuesta de futuro el selfie publicado? ¿Inversión en reputación? ¿Económica? ¿Que hubiera pasado con el resultado televisivo si el programa y la cadena no trabajaran firmemente en Twitter como lo están haciendo? ¿Que pasará a partir de ahora sin bote? ¿Tendrá el próximo selfie el mismo número de retuits?

Simplemente preguntas.

 

Pep

Pep Guardiola

Pep Guardiola (Foto: EMPICS)

 

Soy muy de Pep Guardiola. No lo oculto. 
Creo que aglutina  muchas de las  que conductas que un directivo debe llevar a la práctica. Y digo conductas, es decir, algo que no viene dado, que se trabaja, que se mejora día a día.
Tras la derrota ante el Madrid espero con ansia su reacción. De momento, prudencia y reconocimiento al trabajo del rival, con modestia que parece sincera.
Intuyo que los próximos días van a ser duros para él. No sólo le queda dar la vuelta al resultado, sino que tiene que hacerlo con el viento en contra de toda la masa a la que le encanta hacer leña del árbol caído.
Espero Pep.
The killing

The killing

Hay reuniones, comidas o cafés que te dejan como a medio  gas, y hay encuentros, como el que he tenido con Elena Neira, que te dejan la sonrisa puesta para todo el día.

Elena Neira es una enamorada del cine y de las series y, afortunadamente, en los últimos tiempos ha encauzado sus pasos hacia las redes.

Hemos dado un repaso a series de todo pelaje  y hemos acabado hablando del “binge viewing”, que es el término inglés para definir el maratón de series, es decir, meterte un montón de capítulos seguidos entre pecho y espalda.

El darte un atracón de capítulos es un “fenómeno” conocido. Lo que no es tan conocido como me ha comentado Elena, es que los creadores de series son conscientes de esta nueva mecánica en el consumo bajo demanda, y ya diseñan producciones con elevado número de personajes y tramas complejas que, en un visionado del tirón, facilitan su seguimiento.

Cuidado con los excesos.

iRedes 2013

iRedes2013

Foto Victoriano Izquierdo

Vuelvo de iRedes 2013 contento y agradecido a la invitación de Antonio José Mencía y Leandro Pérez que me han permitido compartir unos días en Burgos con lo más florido del social media.

Entre conversaciones sobre viralidad, deporte, fotografía  o sobre el twitter del mismo Papa, confirmo mi sensación de perenne presencia de la Televisión en las redes sociales, el efecto más que multiplicador que produce y que ha hecho que gran parte de lo comentado en el congreso gire en torno a ella.

Independientemente de cómo nos planteemos la tele, como servicio público, como entretenimiento o como un electrodoméstico,  creo que al final la moraleja es que nos hemos convertido en una sociedad que vive mucho más hacia afuera que hacia adentro, y ese quizás es el mejor terreno para que luego pasen las cosas que pasan en nuestro país.