Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘spotify’

Los links que me han gustado en los últimos días agrupados para vosotros. ¡Buena lectura!

Image result for enlaces

 

Curación de contenidos

Desde el blog de Luis Maram repasan en términos cercanos qué es la curación de contenidos y con qué herramientas puede realizarse. Buena forma de ponerse la día

En el artículo de Luis Maram incluye un enlace a 20 herramientas para la curación de contenidos, publicada por educación 3.0, por cierto site más que recomendable con estudios y recursos sobre educación.

Amazon y Dia

La asociación de Amazon y Día en Amazon Prime, puede mover los cimientos de la distribución alimentaria. Seguro que vienen nuevos movimientos de ficha.

Instagram Stories

Fernando Cebolla publica sobre qué es y cómo funciona Instagram Stories. Buen repaso a las características de esta funcionalidad cuyas publicaciones “mueren” a las 24 horas.

Tinder y Spotify

Que Tinder es un pelotazo, está fuera de toda duda, pero la red sigue buscando la forma de crecer en usuarios. Ahora publican el cierre de un acuerdo con Spotify para que haya más sintonía entre las parejas propuestas (perdonad la broma fácil) .

Google y su temido penguin

Penguin -algoritmo del buscador de Google- será ahora en tiempo real, lo cual significa que si haces las cosas mal, Google te penalizará mucho más rápido. Esto tiene también su parte buena y es que también podrás salir de esa penalización antes.

 

 

 

 

 

 

Read Full Post »

spotify_logo.jpg

Cuando llevamos dos semanas de la nuevas restricciones de servicio de Spotify, muchos usuarios ya se le han acabo las horas del portal de música sueco, sin embargo, la música en streaming gratuita no se centra exclusivamente en la empresa de Daniel Ek, sino que existen muchas alternativas en la red.

Al margen de los movientos del gigante Google, con su servicio Music, o de los últimos intentos de Spotify por captar a sus usuarios freemium, se pueden encontrar diversas variables para escuchar música sin pagar un euro.

Last.fm

Es la alternativa más veterana, más que la propia Spotify, con la que se popularizó la música en streaming en la red.

Su principal característica sigue siendo el trato social con el resto de usuarios a los que detecta, según sus gustos musicales, a través del scrobble, que permite conectar canciones desde el iPhone o el Twitter.

Prueba Last.fm.

Grooveshark

Probablemente sea el principal sitio al que están emigrando los usuarios de Spotify una vez agotadas las diez horas mensuales de música, que cuenta con una creciente comunidad de usuarios registrados.

Aunque este registro no es obligatorio, sí que facilita la exploración musical, pues permite seguir a tus amigos con los que puedes compartir tus gustos musicales. Y es que pese a contar con una gran base de datos, su interfaz está menos desarrollada que la de la empresa sueca, con lo que se hace cómodo la creación de listas de reproducción para tener ordenada la música favorita.

Otra de las ventajas que presenta, es que además de la versión web, cuenta con una que permite reproducir las canciones desde el escritorio, así como descargar o subir temas.

Prueba Grooveshark.

Sound Cloud

También se pueden subir canciones a Sound Cloud, que como principal peculiaridad es que los temas están presentados de forma muy gráfica con la oscilación de onda que realiza el sonido de la propia canción.

Además, presenta una característica social muy fuerte, pudiéndose integrar en más de 100 aplicaciones e incluso pudiendo dejar comentarios en fragmentos de las propias canciones.

Prueba SoundCloud.

The Sixty One

La que más sorprende por su diseño es The Sixty One, por su disposición visual y su peculiar concepción de reproductor musical con fotografías de los grupos a pantalla completa. Sin embargo es bastante cómoda la exploración de nuevos temas, ya que se salta de una a otra con bastante facilidad.

Este portal, tiene una marcada mentalidad indie, siendo las porpias bandas las que suben sus canciones y “el usuario decide qué es bueno”.

Prueba The Sixty One.

Musicovery

“Escucha tu estado de ánimo”, ese es el lema de Musicovery, un servicio en el que antes de entrar hay que escoger si queremos escuchar algo “enérgico, calmado, positivo u oscuro”, en función de la elección, el portal realizará una lista de reproducción que se adhiera a lo que queremos oir.

Prueba Musicovery.

Rockola.fm

El mismo sistema emplea Rockola, pero permitiendo elegir entre “optimista, intenso, sentimental y melancólico”, aunque su sistema de acotación musical va más allá y deja la posibilidad de escoger si se quiere reproducir música en castellano o no, o determinar de qué década queremos que sean las canciones.

Prueba Rockola.fm.

Deezer

Este servicio, bastante completo y está bastante bien estructurado, aunque para poder disfrutarlo sin cortes publicitarios hay que requerir el servicio premium, al igual que Spotify.

Sin embargo, no presenta un límite de canciones al mes para sus usuarios free y su modelo de pago -de mismo precio que el exitoso portal sueco 9.99 ?- permite tener Deezer en el smartphone, ya sea BlackBerry, Android, Nokia, Windows Phone o iPhone.

Prueba Deezer.

Muuzic

Una estructura parecida a Deezer la podemos encontrar en Muuzic, que aunque no es tan sofisticada, ofrece lo básico -listas de reproducción, buscar, crear y grabar música- todo en la misma interfaz, y es gratis.

Además, de poder escuchar música a través de la página web, se puede acceder desde Android, de escritorio, o directamtente desde Facebook.

Prueba Muuzic.

Fliis

Es probablemente la alternativa del streaming musical más simple de la red. Su diseño está estructurado en tres partes fundamentales: “buscar, radios y lo que ahora suena en el mundo”.

Su método de búsqueda innova, ya que además de localizar las versiones originales, se puede acotar por temas en directo, en unplugged o en versión instrumental.

Asimismo música, también permite la búsqueda de videoclips, que aprovechándose de Youtube, permite ser compartido en Facebook, Twitter, Tuenti o Digg.

Prueba Fliis.

Gatunes

Es la más reciente incorporación al mundo de la reproducción musical online y está respaldada por los fundadores de Tuenti.

Presenta una interfaz en la que lo primero que se ve son las listas más populares, aunque se puede personalizar en función de los gustos del usuario.

Su motor se aprovecha de los videos de Youtube, con lo cual el plantea el hándicap de que su calidad de sonido es menor que otras, sin embargo se beneficia de un mayor catálogo.

Prueba Gatunes.

Read Full Post »

Subir tus propias canciones para escucharlas donde y como queramos 

El primer modelo que vamos a ver es el que más se está adoptando: subir la música que tenemos almacenada en nuestros ordenadores para después reproducirla desde donde queramos aunque no tengamos espacio en el dispositivo (y al servicio no le importa de donde vienen esos archivos MP3). Este modelo se puede probar en el reciente Google Music y en AudioGalaxy entre otros.

Hay algunos inconvenientes con este tipo de servicios: primero hay que subir todas nuestras canciones a los servidores de la compañía, cosa que dependiendo del tamaño de nuestra biblioteca musical puede ser una tarea larga y pesada. Escuchar las canciones en streaming consume una cantidad de datos tremenda, con lo que tampoco hay que abusar de ello si estamos en una conexión 3G y no queremos sorpresas desagradables en nuestras facturas (aunque servicios como Google Music guardan inteligentemente las canciones en caché para ahorrar consumo).

Sube tus propias canciones, pero compártelas con todo el mundo

 

 Este modelo expande un poco más el anterior: toda la música que subimos queda disponible para todos los usuarios del servicio, de modo que con casi total seguridad seguro que la música que buscas ya está presente en los servidores. El servicio que usa este modelo es Grooveshark, y es un modo de distribución que no gusta nada a las compañías y a la industria (de ahí que las aplicaciones móviles de esta compañía hayan sido retiradas por Apple y por Google)

Pero hay más inconvenientes: al dar completa libertad a los usuarios para subir las canciones que quieran éstas se repiten multitud de veces, los metadatos de la canción están mal colocados… es como una habitación desordenada.

Sube tus canciones, pero si nos las has comprado a nosotros te lo puedes ahorrar

Amazon Cloud Player incluye un curioso modelo: puedes subir tu música a sus servidores integrados con Cloud Drive, pero si esa música la has comprado en Amazon MP3 entonces no hace falta que la subas: ellos mismo ya te permiten reproducirla desde sus servidores sin que tú gastes espacio. Es una muy buena idea, que incluso anima a los usuarios a comprar los MP3 de Amazon (que casualmente han bajado de precio) para así no consumir el espacio de Cloud Drive. Aquí volvemos a un concepto cerrado, de modo que la música que subes sólo la puedes escuchar tú.

No subas nada, nos encargamos nosotros

La solución al desorden que comentábamos con el caso de Grooveshark pasa por darle el control de la biblioteca musical del servicio al propio servicio, como pasa con Spotify. No podemos subir nuestras propias canciones, pero contamos con un gran catálogo perfectamente organizado de canciones para buscar. Más rápido, limpio y eficaz.

El modelo de Spotify, además, incluye la función de descargar algunas canciones con alguno de sus planes de pago o si tenemos algún iPod sin conexión a internet. Estas descargas ayudan a no consumir ancho de banda excesivo cuando usemos nuestras conexiones 3G, aunque hay bastantes usuarios a los que no les gustan los precios a pagar para poder hacerlo.

¿Qué modelo es mejor? ¿Qué va a hacer Apple? 

Ahora mismo la tienda musical más usada es la iTunes Store, que sigue con un modelo “tradicional” de descargas y sincronización entre dispositivos a pesar de la buena cantidad de rumores que sugieren una remodelación en cualquier momento. Desconocemos la estrategia que adoptará Apple para la transición a la nube, pero lo que seguro que sabemos es que la compañía de Cupertino está inmersa en profundas negociaciones con las discográficas para acordar licencias (algo han conseguido ya con Warner). Otros servicios como Google han elegido no negociar nada de nada, y eso puede acarrearles problemas en un futuro.

En cuanto a qué modelo es el mejor para nosotros, depende sobretodo de nuestras costumbres al usar los dispositivos y por lo tanto varía entre cada persona. La misión de todos los servicios que luchan por el primer puesto en este nuevo mercado es encontrar un modelo de distribución que nos guste a la gran mayoría, y a un precio asequible.

Read Full Post »